miércoles, 3 de febrero de 2010

No siempre las cosas resultan...

...como uno las planea. Y no importa que tanto lo hayas ensayado, practicado, analizado, a veces un simple detalle, hecha abajo todo tu trabajo.

y este otro podría ser el mejor ejemplo de todos: